lunes, 15 de octubre de 2012

El papel de la escuela rural en las Comunidades campesinas



Para un nadie es un secreto que los maestros de las escuelas rurales más alejadas son un referente de opinión de primerísimo nivel con amplia legitimidad frente a la Comunidad. Muchas escuelas son utilizadas incluso como locales comunales para reuniones de distinta índole cuando las escuelas no operan. La escuela es una institución importante al interior de la Comunidad. Sin embargo los niños que deberían ser el centro de nuestra atención muchas veces son considerados en un segundo plano y los enfoques educativos de la Comunidad se concentran en otros aspectos siendo aun grande el número de niños que no asisten al colegio por diversas razones. Es muy conocido que muchos maestros han tenido incluso que enfrentarse con algunos padres de familia que no quieren enviar a sus hijos a la escuela. La escuela representa la única oportunidad de salir de la pobreza y enfrentarse al mundo para lograr el desarrollo. El conocimiento es la única herramienta que permite lograrlo.
Es muy triste ver como las escuelas más alejadas están abandonadas. La infraestructura no es buena, el frio gana los interiores y los baños no llegan a los estándares mínimos aceptables para una condición humana digna y justa. Las aulas de las escuelas rurales más alejadas han sido acondicionadas con el mayor esfuerzo de los padres y maestros y no se cuenta con apoyo para mejorar la situación. Los niños debe caminar distancias de hasta dos o más horas para llegar a la escuela mas cercana y la alimentación que reciben es insuficiente para lograr mantenerse atento durante las horas de clase. En ese contexto la escuela rural mas alejada mantiene grandes carencias.

Pero la infraestructura no es el problema principal, el problema tiene varias aristas y la más importante es el contenido que se pretende enseñar a nuestros niños. El contenido que muchas veces llega distorsionado por los interlocutores y en muchos casos no permite transferir conocimiento de manera real.  Mas complejo aún pues no se trata solo de contenidos hay un gran problema con los maestros también. Estos están muy mal pagados, reciben poca retroalimentación y escaza capacitación docente con lo cual por más buena intensión que exista no se cuenta con las competencias necesarias para enseñar y transmitir conocimiento en forma correcta. De igual forma las plazas no siempre han sido cubiertas y varios grados deben juntarse para recibir clases en común limitando los contenidos que pueden transferirse. En este contexto, la empresa privada de los alrededores tiene una  extraordinaria oportunidad para contribuir decididamente a hacer la diferencia mediante los programas de responsabilidad social empresarial.
La contribución de la empresa privada no puede ni debe reemplazar el papel de Estado ausente. Al contrario es una gran oportunidad para generar una articulación virtuosa que asocie al Estado con la Comunidad, los padres de familia y la empresa privada en beneficio de los niños. La empresa  privada puede contribuir cubriendo plazas temporales de maestros hasta el que el Estado las pueda asumir en sus programas regulares, contribuyendo además con los materiales para hacer la infraestructura necesaria por medio de trabajo compartido con las Comunidades. La empresa privada puede acercar programas tecnológicos para usar las escuelas por las tardes y capacitar técnicos de las comunidades logrando cooperar en el desarrollo de los programas de educación tecnológica. La empresa puede ser el catalizador para el desarrollo que logre hacer que la presencia del Estado se convierta en una pronta realidad en los lugares donde más se necesita. 

El resultado del proceso de contribución compartida entre las Comunidades, los padres de familia, la empresa privada y el Estado es el desarrollo y fortalecimiento de escuelas verdaderamente exitosas donde los programas educativos estén libres de ideologizaciones y se  concentren en la transmisión del conocimiento para lograr niños con educación de calidad como activo principal. La educación genera progreso, promueve la reflexión positiva, estimula el análisis, genera creatividad e innovación aplicada al entorno y mejora a las personas dotándolas de conocimiento e información para su desarrollo. Esta es una extraordinaria oportunidad para todos.
Visitenos en: www.bygsac.com o escribanos a: mschwarz@bygsac.com

Revise nuestras aulas virtuales en: http://www.worldbyg.com/moodleAula/