viernes, 19 de octubre de 2012

El Código del Cianuro en la minería moderna


Existen muchos mitos acerca del cianuro que utiliza la minería para la extracción del oro y lo primero que le viene a la mente de la persona común es la terrorífica imagen de una calavera con dos huesos cruzados como un sinónimo de veneno o material de alta peligrosidad. Es cierto que se trata de un material altamente tóxico caracterizado como material peligroso que requiere los más altos estándares de seguridad y protección ambiental, motivo por el cual ha sido ampliamente investigado y diseñado de manera profesional para proveer la mayor seguridad y protección humana y ambiental respecto a su manejo y utilización industrial.
 
Recordemos que el cianuro también se produce naturalmente a partir de la acción de bacterias, hongos y algunas algas existiendo de manera natural como mecanismo de protección en mayor o menor concentración en algunos productos como las cerezas, almendras, lentejas, soja, sal, café y beterraga entre otros muchos siendo además insumo principal en las industrias de resinas, plásticos, farmacéuticas e industria química en general así como en la elaboración de productos como el nylon, pinturas, adhesivos, esmaltes entre los principales además de su uso selectivo en la industria minera de extracción de oro.
El cianuro es el principal reactivo de la industria minera aurífera a nivel mundial ya que a pesar de su peligrosidad química no existe un material sustituto que pueda ser equivalente en términos de eficiencia operacional, comercial y racionalidad ecológica en términos de seguridad en comparación con materiales de mayor peligrosidad como su predecesor el mercurio utilizado en los antiguos procesos de amalgamación entre los principales a ser considerados en comparación relativa.
El cianuro que utilizamos en la minería es principalmente cianuro de sodio y se presenta de manera estable bajo la forma de briquetas sólidas (parece azúcar gruesa o cristales gruesos de sal) de color blanco o blanco humo, las cuales vienen fuertemente protegidas en bolsas dobles de polietileno debidamente cerradas e insertadas en cajas de madera las cuales están protegidas, selladas y rotuladas. Estas cajas son dispuestas en contenedores cerrados con la rotulación del caso y trasladados a las minas en camiones plataformas de cama baja que circulan por las carreteras con protección policial y el equipo de seguridad ambiental de la unidad minera responsable en todo el trayecto desde el momento de su salida del puerto hasta su llegada a la mina con reglas claras y precisas de mantener velocidad controlada, circular durante el día solo con luz natural, doble chofer, dormir fuera de las ciudades o zonas habitadas en el trayecto y reportarse a la mina cada dos horas desde su salida del puerto hasta su llegada a destino para la mayor seguridad que pueda proveerse a cargo de la empresa minera.

La preparación del cianuro requiere la aplicación de procedimientos específicos de seguridad y la participación de personal especialista debidamente calificado con lo cual por medio de equipos se logra una mezcla estable para dar origen a la solución cianurada que actuará en la operación de lixiviación. El proceso de preparación de la solución cianurada se inicia cuando las briquetas de cianuro se mezclan con una solución de agua con cal (se usa agua con cal para obtener un pH elevado) en exceso básica para evitar la formación del peligroso ácido cianhídrico, obteniéndose una mezcla perfecta y estable denominada solución cianurada.      
En términos simples, la lixiviación es el proceso que permite extraer un sólido de otro sólido en un medio líquido, para entender el proceso imaginemos por un momento un dado con sus puntos sumergido en un vaso de agua, ahora imaginemos que extraemos los puntos del dado bajo la superficie del agua y los separamos por el solo contacto con el medio líquido. Eso es exactamente lo que ocurre con el proceso de lixiviación, es decir ahora el dado representa el mineral de cabeza, los puntos representan el oro que contiene cada tonelada de mineral y el medio líquido ahora es una solución cianurada donde el cianuro actúa selectivamente para separar el oro del material inerte por medio de una reacción química. En el proceso se obtiene oro y una solución cianurada residual a la cual denominamos solución barren que debe ser nuevamente enriquecida y luego recirculada para evitar perder tan cara solución en un circuito cerrado que nos permite extraer oro de manera segura a costos razonables.

El Código del Cianuro fue creado a partir de la creciente preocupación de los gobiernos, la industria, los fabricantes, los usuarios, los operadores y la opinión pública  por asegurar una gestión responsable de toda la línea de vida del cianuro desde su manufactura, almacenamiento, transporte, preparación, utilización y desecho de manera ambientalmente segura y responsable. Se trata de un instrumento de carácter regulatorio no legal que constituye la respuesta de la industria responsable para una utilización segura de este importante material reactivo. El Código es administrado por el Consejo Internacional de Metales y el Medio Ambiente (ICME) admitiendo empresas y organizaciones como signatarios que se comprometen a ser auditados cada 3 años de manera independiente con criterios internacionales de auditoria para verificar el cumplimiento de los 9 principios y 31 normas de procedimiento que se requieren para obtener la certificación bajo este importante estándar de referencia internacional. Mayor información de referencia puede ser encontrada en http://www.cyanidecode.org

Visitenos en: www.bygsac.com o escribanos a: mschwarz@bygsac.com

Revise nuestras aulas virtuales en: http://www.worldbyg.com/moodleAula/