viernes, 15 de marzo de 2013

Servicio de mantenimiento y calibración industrial


El mantenimiento es uno de los servicios industriales de mayor relevancia considerada dentro de las condiciones anormales de operación (arranque, parada, mezcla y mantenimiento) y consiste en poner operativos los inmuebles, maquinaria y equipo para su uso apropiado en la instalación industrial de manera que puedan llevarse a cabo con las funciones para las cuales fueron diseñados operacionalmente. El mantenimiento requiere la participación de profesionales y técnicos especialistas en diversas disciplinas de la ingeniería mecánica, química, eléctrica, de procesos e instrumentación y control para poder realizarse con la debida competencia profesional. Los departamentos de mantenimiento deben estar a cargo de personal altamente experimentado que cuente con los conocimientos y experiencia apropiados para desarrollar las funciones de mantenimiento de la mejor manera posible.


El Plan de Mantenimiento de la organización normalmente se inicia con el inventario de inmuebles, maquinaria y equipo que requiere ser programado para mantenimiento industrial. Los diseñadores fabricantes de los equipos han definido con especificaciones técnicas un Manual de cada uno de ellos para su operación en condiciones normales, anormales y de emergencia para su condición de operación, por ello es extremadamente importante determinar (o construir en caso no exista) la Especificación Técnica de cada activo que requiera ser programado en mantenimiento. En dicha especificación deberá siempre consignarse las características de operación, de arranque, parada, mezcla, mantenimiento y limpieza así como los criterios de almacenamiento y transporte recomendados indicándose los tipos detallados de mantenimiento (que actividades se requieren como limpieza, engrase, cambio de piezas o repuestos, etc.) y en qué momento deben ejecutarse (cada mil horas, 10mil horas o 100mil horas, semanales, mensuales o anuales de ser el caso). Estas consideraciones deben ser especificadas para poder programar un apropiado y correcto Plan de Mantenimiento.

El mantenimiento desarrollado en la industria puede ser de tres tipos: predictivo, preventivo y correctivo. El mantenimiento predictivo es muy interesante y se realiza cunado se tiene una historia del comportamiento de fallas del activo o el comportamiento del equipo en el tiempo conociendo las causas del historial de fallas y trabajando las causas de manera programadas para lo cual se requiere una minuciosa y programa historia “clínica” del comportamiento de cada equipo, maquinaria o activo industrial. Con este tipo de mantenimiento pueden atacarse las causas antes de que se presenten prediciendo su ocurrencia y manteniendo siempre a los equipos en perfecto estado operativo a salvo de fallas de manera controlada mientras sea posible.

En el caso del mantenimiento preventivo, este se trata de hacer cuando las maquinarias, el equipo o los activos industriales se encuentran operativos pero pueden parar programadamente para su debido mantenimiento de manera que cumplan con las especificaciones de mantenimiento de su diseño. En complemento se encuentra el mantenimiento correctivo que se realiza solo cuando la maquinaria, el equipo o activo ya ha presentado una falla y esta requiere ser corregida. En estos casos se debe hacer una evaluación completa para determinar qué factores hicieron que no pueda preveerse la falla y que no haya podido ser detectada por mantenimiento preventivo a tiempo para lograr hacer la reparación si es posible técnicamente y evitar la ocurrencia de un hecho similar en las instalaciones industriales.

De igual forma en el caso de los equipos y particularmente en los instrumentos que son un tipo particular de equipos denominados equipos de medición, estos no solo requieren ser limpiados y mantenidos sino que requieren calibración según las especificaciones de los fabricantes. La calibración requiere el uso de patrones normalizados y métodos de calibración apropiados y aceptados por el fabricante o las normas internacionales aplicables a cada equipo y proceso. La calibración va a permitir asegurar la correcta medición de los instrumentos garantizando la confiabilidad de las mediciones tomadas con  estos equipos. Como pueden apreciar el trabajo de mantenimiento está muy fuertemente vinculado a la ingeniería industrial en casi todas sus etapas, conceptos y desarrollos. Es muy interesante y un amplio campo de aplicación para los ingenieros industriales también.