miércoles, 27 de marzo de 2013

¿Qué es un botadero de desmonte de mina?



El desmonte de mina es el material estéril o mineral de baja ley (con una ley de mineral que se encuentra por debajo del nivel económico conocido como en minería como Cut Off) que se obtiene al momento de realizar el corte de mineral en la operación de mina o que es obtenido como material de desbroce para acceder al mineral. La relación entre los volúmenes de desmonte y mineral se denomina Stripping de manera que si se trata de un Stripping 3:1 representa 3 TM de desmonte por TM de mineral y esa es la nomenclatura que se usa normalmente en la industria.

A diferencia del mineral que es extraído la mina depara su debido procesamiento, el desmonte o material estéril sigue otra ruta y requiere ser desechado de manera apropiada para asegurar condiciones aceptables de seguridad y medio ambiente. Esto significa el acarreo y disposición de importantes cantidades de material que deben ser dispuestos en botaderos especialmente acondicionados para ello. El tipo de botadero dependerá principalmente de la caracterización del material de desmonte que va a depositarse en dicho depósito. Existe una gran experiencia local en la gestión apropiada del desmonte de mina cuyas principales consideraciones vamos a  tratar en el presente artículo.

En primer lugar durante el planeamiento de la mina y dado que el Stripping es calculable de antemano en el diseño de ingeniería, se debe planear la capacidad de los botaderos de desmonte de manera que la mina pueda tener acceso a opciones seguras de disposición del mismo, las mismas que deben ser previamente aprobadas en el Estudio de Impacto Ambiental de la operación minera. Este planeamiento incluye la caracterización del desmonte y el diseño de botaderos especiales para el confinamiento de desmontes que tendrán la capacidad de generar acidez de largo plazo o que pueda contener productos capaces de lixiviar en el tiempo. Estos botaderos son especialmente acondicionados con capas de arcilla compactada para generar confinamientos impermeables del material depositado de manera que el agua exterior no tenga la oportunidad de lixiviarlos.

En segundo lugar el diseño de botaderos debe contemplar los conceptos de la menor distancia posible para minimizar los costos de transporte del material y la construcción por etapas de una configuración geotécnicamente estable con taludes que puedan soportar deslizamientos y condiciones extremas previsibles de exposición al medio ambiente. Es necesario hacer las debidas previsiones para evitar en lo posible el contacto del agua neutra y los cursos de agua que puedan comprometer la estabilidad física o química del botadero en el tiempo. Es necesario asegurar que la construcción de botaderos cumple con las especificaciones de diseño aprobadas por la autoridad pues gran parte de las causas de falla de los botaderos son normalmente desviaciones durante la construcción de los mismos por falta de control de calidad durante la construcción de los mismos.

En tercer lugar la gestión de botaderos debe contemplar criterios de cierre parcial desde su diseño de manera que pueda operarse con cierres progresivos con la finalidad de no hacer un doble esfuerzo en la gestión del cierre ambiental de los mismos y pasar al costo de operación el proceso de cierre que va a ser exigido al final del ciclo de vida de la mina. De esta manera los responsables de medio ambiente pueden asegurar el avance en el ciclo de cierre de componentes mineros y asegurar que no se mezclen materiales durante la operación de los botaderos por falta de control de calidad en la gestión de los mismos durante la operación. Recordemos que desde el punto de vista de cierre, los componentes a ser controlados son esencialmente la estabilidad física de bases y taludes, la estabilidad geoquímica de la acidez principalmente, el manejo del circuito de aguas comprometido y el impacto visual de la configuración del botadero.

Finalmente es necesario indicar que el diseño, construcción, operación y cierre de botaderos de desmonte requiere el uso de tecnologías que pueden aplicarse desde la generación del desmonte de mina, así por ejemplo un adecuado control de la voladura primaria en la operación minera permitirá evitar la sobregeneración de desmonte innecesario en las minas a cielo abierto o evitar la sobrerotura en las minas subterráneas generando el mínimo desmonte posible. De igual forma es necesario revisar cuanto sea posible el reciclaje de desmonte como relleno detrítico de mina donde sea aplicable para ganar piso en el ciclo de operación minera, o como material de aporte o relleno de accesos y carreteras, desde luego siempre que la condición geoquímica del material lo permita. Es decir, la disposición final de desmonte debe ser siempre la última opción y si es necesaria como que siempre lo es, pues la oferta siempre supera la demanda por los volúmenes de desmonte generado, es necesario desarrollar botaderos de desmonte apropiados con la debida seguridad para la protección ambiental del entorno.