viernes, 22 de febrero de 2013

Mercados en competencia


La presencia de competencia empresarial en los mercados siempre agrega valor, reduce los precios, mejora los servicios e incrementa las ganancias de los operadores aumentando las ventas con un menor costo para el cliente. El trabajo bajo mercados de competencia reduce significativamente los precios al cliente, genera mayor eficiencia en las operaciones de producción y distribución alcanzando mayor efectividad en la cadena de suministro para fortalecer la marca y construir relaciones de confianza con clientes para el largo plazo. Los mercados que no tienen competencia son siempre caros, ineficientes, ineficaces, con un mal nivel de servicio y actúan bajo prácticas monopólicas que generalmente se sustentan sobre la base de corrupción para sostenerse en el tiempo.
Los monopolios de empresas o los oligopolios de clubes de empresas con altas cuotas de participación en el mercado hacen que se genere una cara distorsión en el mercado, como lo hemos visto en los casos peruanos de telecomunicaciones, petróleo, agua o las  AFPs que son un grupo pequeño que también requiere mayor competencia. Los resultados no han sido buenos, los servicios y las coberturas no son las apropiadas, han generado un aletargante retraso en las inversiones en infraestructura y han encarecido los precios para el cliente generando un mayor costo en el mercado. Se requiere un cambio de apertura con condiciones equitativas para la entrada de nueva competencia al mercado.    

Es necesario fomentar la competencia en todos los sectores bajo igualdad de condiciones en estricto respeto a los contratos y acuerdos para generar el desarrollo. Solo la entrada de mayor competencia permite establecer mejores tarifas elevando la calidad del servicio y dándole al usuario y al cliente la oportunidad de escoger lo mejor de acuerdo a sus necesidades. Es necesario para ello que la competencia sea transparente en la información brindada al cliente para que los usuarios puedan comparar libremente al información del productos o el servicio y así tomar decisiones informadas respecto a sus niveles de consumo o preferencia por una empresa o marca en particular.
La competencia siempre trae importantes beneficios para el mercado, estimula la creatividad e innovación de las empresas y las obliga a volverse competitivas generando relaciones virtuosas que logran mejorar la cadena de suministro y comercialización de manera que puedan obtenerse mayores utilidades con un menor costo para el cliente elevando la calidad del producto y el servicio. Exijamos competencia en todos los sectores y acabemos con los monopolios estatales o privados que no agregan valor, encarecen los precios y actúan de forma ineficiente trasladando mayores costos al mercado. Es nuestra oportunidad para que el consumidor pueda reaccionar en pro de un mercado más justo, competitivo y responsable.
Visítenos en: www.bygsac.com o escribanos a: mschwarz@bygsac.com
Revise nuestras aulas virtuales en: http://www.worldbyg.com/moodleAula/