miércoles, 16 de noviembre de 2016

Exportaciones competitivas: ¿Cómo calcular el Índice de ventaja comparativa revelada (IVCR)?


La competitividad de las exportaciones es fuertemente sensible a la estructura de costos de la cadena de suministro exportadora que la sustenta y en particular al costo logístico que debe soportar por la naturaleza de su proceso y por las condiciones de infraestructura y servicios que pueda utilizar en su camino hacia el cliente final. En este contexto se puede establecer mecanismos de medición que permitan reflejar la ventaja comparativa sobre la base de condiciones diferenciadas en relación al movimiento de los mercados de productos en el proceso de exportaciones. Esta herramienta puede ser de gran utilidad para comprender la naturaleza de las diferencias, establecer las restricciones legales, ambientales, sociales, operacionales y financieras para levantar los obstáculos que puedan presentarse con la finalidad de mejorar la competitividad de nuestros productos.


En ese contexto el índice de ventaja comparativa revelada (IVCR), un indicador desarrollado por Balassa (1965) puede ser de gran utilidad práctica ya que normalmente se utiliza para calcular la ventaja exportadora de un producto de una cadena de suministro a partir del flujo de mercancías del producto (o incluso ahora de un servicio) que la cadena ofrece al mercado. El cálculo para el caso de un producto X que se produce en el Perú puede expresarse de la siguiente manera:


El cálculo del IVCR y la gestión con metas para desarrollar competitividad a partir de las mediciones puede ser de utilidad no solo para desarrollar células de exportaciones sino también para desarrollar nuevas políticas públicas enfocadas hacia los clusters exportadores y muy en particular para las para las cadenas de Pymes con potencial exportador como cadenas de suministro ampliadas que pueden operar a partir de ventajas comparativas naturales que nos ofrece la naturaleza de nuestro país y lograr poner en valor circuitos de productos y servicios que puedan ser exportados con mayor valor agregado, menor intermediación improductiva, mayores márgenes y por lo tanto mayor rentabilidad social y económica para todas las partes interesadas. Es algo que debemos explorar con mayor detenimiento.

Max Schwarz - mschwarz@bygsac.com